Testamentos y Fideicomisos

Testamentos

Redactar un testamento, también conocido como “última voluntad y testamento”, generalmente no es lo primero en la mente de la mayoría de las personas, especialmente si no tienen hijos de quienes preocuparse o si simplemente no han alcanzado lo que considerarían “edad avanzada.” Sin embargo, si usted tiene una cantidad considerable de activos, tener un testamento es importante a cualquier edad. Los abogados de nuestro bufete han elaborado con éxito testamentos que representan los deseos de sus clientes y entienden que el proceso requiere de comprensión y precisión.

Un testamento garantiza que sus deseos finales sean cumplidos después de su muerte. Un abogado puede ayudarle a poner por escrito qué y a quién le gustaría incluir en su testamento y habitualmente cumple los siguientes propósitos:

  • Nombra a un representante personal o ejecutor(es) y describe sus derechos y responsabilidades fiduciarias.
  • Nombra a los guardianes de los niños dejados en abandono
  • Explica los deseos del difunto para los arreglos del funeral y la disposición del cuerpo
  • Otorga donaciones testamentarias generales y específicos
  • Específico y designar fideicomisos
  • Establece si debe omitirse a cualquier miembro de la familia para recibir parte de la herencia
  • Describe las disposiciones para mascotas a la muerte del propietario

Las disposiciones incluidas en un testamento son tomadas muy en serio por las cortes. Habitualmente, los jueces harán cumplir lo que está escrito en el testamento para garantizar que los deseos del difunto se cumplan con la mejor aptitud de la familia, siempre que todo sea legal. En algunos casos, la familia presentará un testamento ante la corte con la intención de refutar algunas de sus cláusulas, tales como quién fue el propietario de un bien inmueble, a quién se le otorga una donación o quién recibe una determinada suma de dinero. Sin embargo, algunos testamentos incluyen una cláusula de no contienda que a veces es incluida en el testamento para evitar que los miembros de la familia impugnen los deseos del difunto como se indica en el testamento en la corte.

Fideicomisos

Un fideicomiso es una herramienta que le permite a una persona otorgarle la titularidad de los activos a otra persona, conocida como el beneficiario. Los fideicomisos pueden entrar en vigor después de la muerte del fideicomitente o también pueden comenzar durante la vida del fideicomitente. Esto se conoce como un fideicomiso “entre vivos” o un fideicomiso en vida. Los fideicomisos que comienzan después de la muerte del fideicomitente se conocen como fideicomisos testamentarios y generalmente son creados por el albacea del patrimonio del difunto y el fideicomiso es nombrado beneficiario. Este sistema transfiere la titularidad del patrimonio al fideicomiso al morir.

Hay muchos tipos de fideicomisos que uno puede utilizar, pero todos son utilizados como una forma de mantener la titularidad en nombre de un beneficiario para el futuro, ya sea que la razón de la retención se deba a la edad, la capacidad mental y/o eliminar la titularidad para ser considerada parte de la herencia tributable.

Hay muchos elementos legales y normas que deben ser consideradas al redactar la última voluntad o testamento final o ejecutar un fideicomiso, por lo que es importante contactar a un abogado con experiencia en el manejo de todos los aspectos de la planificación patrimonial. Para obtener más información o programar una consulta para comenzar a redactar su testamento, llame al 1-833-RINALDO, o complete nuestro formulario de contacto.